Combustible alimenticio

Las necesidades energéticas de cada individuo depende del consumo diario de energía. Por ejemplo, las células convierten grasa y carbohidratos almacenados de ATP.

Nosotros estamos formados por millones de células que intentan nuestros tejidos y órganos, las cuales necesitan energía para realizar sus funciones, ya sea contraerse si don músculo, o enviar un impulso eléctrico de una neurona a otra si pertenecen a sistema nervioso, y que esto, por ejemplo, permita mover un dedo.

La energía que requiere el cuerpo se obtiene de las grasas, glucosa y nutrientes. El metabolismo tiene como objetivo transformar lo que comemos en energía. Por ello, lo que ingerimos produce una fuente energética universal, conocida como ATP, la cual nos mantiene vivos.

Nutrientes que brindan energía

Para sobrevivir necesitamos nutrientes básicos como carbohidratos, lípidos y proteínas los cuales son complementables con minerales, vitaminas y agua.

Estoy permite mantener la función estructural, los músculos, órganos, el sistema nervioso central, así como el movimiento e interacción, entre otras funciones.

Los hidratos producen entre 40 y el 60% de la energía que necesitamos, pero cuando no se utiliza se almacena en forma de grasa. Existen los hidratos de carbono completos que están en frutas, vegetales y granos, tienen mucha fibra y energéticamente son buenos, porque favorecen la digestión y previenen una gran cantidad de enfermedades.

Sin embargo, los llamados refinados como la azúcar blanca o las harinas blancas son dañinos porque son los que mayormente se asocian a síndrome metabólico, diabetes mellitus, obesidad y ateroesclerosis.

Según la conferencia de Metabolismo y Nutrición realizada durante las noches de Boda Worlds que se llevaron a cabo en el Museo de las ciencias, Universum, el doctor Raúl Carrillo mencionó que las proteínas están en las carnes blancas, rojas y en algunos vegetales. “Los adultos necesitan consumir 120 grados de carne, lo que equivaldría a un pedazo del tamaño de la mano extendida”

Por lo tanto, con el fin de obtener la energía necesaria, recomendó comer preferentemente alimentos frescos, no industrializados, que pueden contener mucha sal y conservadores; consumir más frutas y verduras.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s